Comederos para gatos – Comida / Comederos – Parte III

Hoy vamos a indagar en un asunto bastante desconocido pero necesario, ya que tiene una frecuencia diaria. Nuestros mininos tienen preferencia por unos comederos frente a otros. ¿Por qué? Pues, entre otras razones, porque no todos los materiales les parecen bien. Veamos los motivos.

Por suerte, a día de hoy ya casi todos los veterinarios y expertos te informan de que a los gatos no les gusta el olor del metal. Para ellos, los comederos para gatos metálicos desprenden un olor intenso y poco agradable. Si nosotros, humanos con “poco” olfato”, conseguimos captar el olor de algunos metales, imaginaos lo fuerte que huelen para ellos!!

comida gato

 

Desde hace ya un tiempo, se sabe que recomendable usar comederos para gatos de cerámica o de plástico para nuestros mininos. Bueno, estos son más adecuados, pero aún queda ir un sencillo pasito más allá. Nosotros no notamos el olor del plástico o del barniz que lleva la cerámica, pero ellos sí. Además, el plástico se va degradando con el tiempo, no dura en buen estado eternamente y más si lo lavamos a menudo o lo metemos en el lavavajillas, lo que también puede estropear los comederos cerámicos.

¿Por qué a los expertos no se le ha ocurrido proponer comederos para gatos de vidrio, que no huelen, son fáciles de lavar y no se degradan con el tiempo? Llevo tantos años haciéndome esta pregunta… Cuando era pequeña, los gatos con los que convivía comían y bebían en comederos de barro. Un día mi madre tuvo la idea de poner el agua en un recipiente de cristal y la leche (mezclada con agua, tema que trataremos en otro momento) en uno de barro. La intención no fue probar, pero fue una buena oportunidad para ello.

Pude observar que el comportamiento del gato cambió: en lugar de beber primero la leche y luego el agua (lo que hacía siempre), olió ambos cuencos y fue directo al agua. Su conducta me llamó la atención, así que cogí otro recipiente de cristal y sustituí el de barro, y el gato volvió a hacer lo mismo que de costumbre, primero leche y luego agua.

Un poco más tarde ese mismo día, puse un poco de su comida en un recipiente de cristal y otro poco en uno de barro. Al poco tiempo, el comedero de barro estaba lleno y el de cristal vacío…. Qué gran sorpresa! Finalmente sustituí todos sus comederos por cuencos de vidrio.

He probado esto con diferentes gatos, diferentes comidas y diferentes comederos para gatos de metal, plástico, cerámica, barro y vidrio. ¿A que no sabéis cuál de los comederos suelen vaciarse antes? Sí, el de vidrio.

gato

El cerámico tampoco les disgusta del todo, mientras que al metálico ni se acercan cuando tienen otro comedero de otro material al alcance. Tras esto, todos los comederos y bebederos de mis mininos han sido de vidrio. Es barato, limpio y existen muchísimos recipientes en el mercado con diferentes formas y tamaños.

¿A que es una idea genial? ¡¡Limpia, práctica, económica y duradera!!

Y nuestros gatos nos agradecerán no tener olores molestos mientras comen y beben. Pruébalo y cuéntanos qué te dice tu gato! Seguro que estará encantado….  🙂

Un abrazo y un gigante Miau!

Share

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!